Relleno Biológico

El relleno Biológico ha sido diseñado para tratar altas cargas hidráulicas, siendo habitual su uso filtros percoladores. Su estructura de nervios centrales entre superficies cilíndricas le confiere gran resistencia a la compresión. Sometido a alturas de lecho de hasta 6 m., la máxima deformación experimentada por las unidades es menor del 2%, asegurando de este modo la óptima circulación de los fluidos y eliminando el riesgo de obstrucción en las capas inferiores del lecho.

Mayor superficie útil para la realización del proceso de depuración biológica. Reducción al máximo del riesgo de colmatación y de la aparición de zonas anaeróbicas. Fácil manipulación y relleno, debido a un peso del material en seco de 30 Kg./M3 y un relleno al azar.

top
×
¿Hola, podemos ayudarte?